Testimonios

Hola, a continuación quiero presentarte algunos testimonios de personas normales como tú y yo que ya usaron el método Como Enderezar las Piernas y cambiaron su vida para siempre. Te invito a leerlos con atención, vas a ver que te sientes identificado con más de uno, porque siempre son historias de vergüenza y frustración que cambiaron gracias al libro del que todo el mundo está hablando.

Y también te invito a darle una oportunidad al libro Como Enderezar las Piernas, el único libro que te ayuda a corregir las piernas en menos de 60 días. Úsalo y ve como tu vida empieza a cambiar…para siempre.

 

 

«En solo seis semanas noté que mis piernas se veían diferentes, más tonificadas, más sanas y con una postura visiblemente mejorada».

«…Hola Vanesa. Pies separados y rodillas juntas… mis piernas eran un verdadero desastre que me avergonzaba todo el tiempo.
¡Y yo que de niña soñaba con ser modelo!

Me recomendaron algunas cirugías que podían mejorar en algo mi situación, pero no quise saber nada con eso, ya que eran muy riesgosas, no me aseguraban resultados, y estaban muy lejos de mis posibilidades económicas.

Una compañera de trabajo me acercó la dirección de tu página web. Decidí darle una oportunidad y ordené la guía. En solo seis semanas noté que mis piernas se veían diferentes, más tonificadas, más sanas y con una postura visiblemente mejorada.

Aunque no lo creas, ahora estoy realizando un curso de modelaje, para no soñar más y modelar como siempre quise.

Todo te lo debo a ti y a tu increíble método!…!

Denise Calderón, Bogotá, Colombia

 

 

«En sólo 30 días empecé a notar
cambios realmente espectaculares».

«...Vanesa, no puedo creer los resultados que obtuve! Gracias a tu guía pude lucir por primera vez en mi vida unos bermudas.

Por 45 años, algo tan simple y común como poder usar este tipo de pantaloncillos, fue para mí absolutamente imposible.

Viví escondiéndome, hasta que puse en práctica tu guía “Cómo Enderezar Las Piernas™”. La seguí paso a paso y en sólo 30 días empecé a notar cambios realmente espectaculares y, en pocas semanas más, mi piernas eran totalmente normales.

Vanesa, te agradezco por el apoyo personal que me diste y por todas las dudas que pudiste despejar.

Estaré por siempre agradecido contigo…»

Santiago Almeida, San Juan de Puerto Rico.

 

 

«Hoy, dos meses después, estoy comenzando a utilizar prendas
con las que puedo lucir mis piernas».

«…Mi vida ha cambiado en un 100%. Si iba a la playa, siempre me cubría con el eterno pareo. Si estaba en una reunión, trataba de mantenerme siempre sentada. Incluso días en que ni quería mirarme al espejo.

Mi problema con mis piernas se había vuelto insoportable ¿Operarme? Jamás!

¿Quién hubiese pensado que la solución llegaría un día de la mano de Internet? Nunca me he confiado mucho de los productos que existen en internet, pero un día buscando alguna solución para mi problema, me encontré con esta página web y la propuesta de un tratamiento natural me pareció muy interesante.

Seguí paso a paso todas las indicaciones de Vanesa Rivera, y hoy, dos meses después, estoy comenzando a utilizar prendas en las que puedo lucir mis piernas sin sentirme avergonzada por ello.

Quién lo diría!…»

Sally Domínguez, Quito, Ecuador

 

 

«Hoy me siento mucho mejor y más seguro con mi cuerpo».

«…Debo pedir perdón públicamente por ser tan testarudo. Nunca había creído nada acerca de lo que se publica en Internet hasta que puse en práctica (con verdadera devoción) la guía “Cómo Enderezar Las Piernas™” de Vanesa Rivera.

Fue por consejo de mi hermana, que siempre me veía afligido por tener las piernas visiblemente torcidas hacia adentro.

En sólo 8 semanas mi imagen había cambiado notablemente. Hoy me siento mucho mejor y más seguro con mi cuerpo en general,
y con mis piernas en particular.

Para la Sra. Rivera no tengo más que palabras de agradecimiento…»

Salvador Pantoja, Zapallares, Chile.

 

 

«Al fin habíamos descubierto un método no invasivo para solucionar el problema que había estado atormentando a mi mujer durante casi toda su vida».

«…Querida Vanesa. Mi esposa siempre se había quejado de sus piernas en equis, al punto que no soportaba verse en el espejo.

Habíamos consultado varios especialistas y la única solución viable, según ellos, era una intervención quirúrgica desde ya muy costosa y que encaraba serios riesgos.

Navegando por Internet, nuestro hijo menor encontró esta página web y nos recomendó que la visitáramos.

Al fin habíamos descubierto un método no invasivo para solucionar el problema que la había estado atormentando durante casi toda su vida. Sin mediar más tiempo ordenamos la guía y la pusimos en práctica de inmediato.

En menos de 60 días comenzó a permanecer mucho más tiempo frente al espejo, admirando sus piernas con shorts, con minifalda y hasta con traje de baño!

Estamos muy contentos, y queremos que sepas que siempre estaremos agradecidos contigo…»

Arturo Bazterrica y Yolanda M. de Bazterrica,
La Paloma Uruguay.

 

 

«…en apenas 7 semanas hasta
su humor parecía que había cambiado».

«…En 6 meses mi hija mayor, Lucía, iba a cumplir 15 años. Desde ese momento se estaban realizando en la familia los preparativos para la fiesta.

Ella no quería saber nada con vestidos cortos para su fiesta. Siempre se había sentido acomplejada por sus piernas arqueadas.

Mi esposo y yo decidimos darle una sorpresa. Sabíamos de esta guía por unos amigos que nos la habían comentado. La ordenamos y se la obsequiamos.

Lucía siguió todos los consejos de Vanesa y en apenas 7 semanas hasta su humor parecía que había cambiado.

Falta un mes para su fiesta de cumpleaños y ante nuestro asombro, terminó eligiendo un vestido de falda bien corta!…»

Pilar Anselmi e hija, Managua, Nicaragua.

 

 

«…en menos de 60 días, debo confesar que la imagen que me devolvía el espejo parecía la de otra persona!»

«…Siempre había sido el centro de las burlas de mis compañeros de escuela primaria. Pero cuando llegué a la adolescencia quise darle fin a esta persecución injusta.

Mis padres me ayudaron mucho. Se negaron absolutamente a someterme a una cirugía, pero investigaron y encontraron la guía de Vanesa Rivera. Para mí fue una sorpresa, encontrarme con una obra tan clara y con instrucciones tan precisas y sencillas.

La puse en práctica al pie de la letra, y en menos de 60 días, debo confesar que la imagen que me devolvía el espejo parecía la de otra persona!

Hoy puedo afirmar que ya no escondo mi cuerpo. Todavía me falta un poco más de tiempo, pero sé que no me equivoqué al elegir este método natural, estudiado y probado científicamente…»

Octavio Méndez, Ciudad de México.

 

 

«Me empecé a sentir más segura de mi misma, la contextura de mis piernas había mejorado visiblemente».

Cuando me invitaban a salir, siempre me rehusaba, poniendo cualquier excusa.

La razón de evitar compromisos sociales, salidas, fiestas o bailes era porque sentía que todos miraban mis piernas arqueadas!

Y además, sentía pánico de encontrarme en una situación íntima con alguien del sexo opuesto!

Cuando encontré La Guía “Cómo Enderezar Las Piernas™” supe que sería la solución. Y no me equivoqué!

Compré la guía de inmediato y en sólo 8 semanas, mis piernas han cambiado notablemente.

Me empecé a sentir más segura de mí misma, la contextura de mis piernas ha mejorado visiblemente y por fin ya no las oculto!

Y ahora acepto citas!…»

Mercedes Ochoa, San Luis, Argentina

 

Haga Click Aquí Para Descargar Ahora Su Copia de “Cómo Enderezar Las Piernas™

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *